25 Septiembre, 2021

Cusco Informa

Noticias de Cusco, el Perú y el Mundo

Pacientes que vencieron a la COVID-19 presentan deterioro en su salud mental

Trastornos del sueño y riesgo suicida se incrementaron, mientras que la calidad de vida disminuyó, según estudio del Instituto Nacional de Salud Mental
321 Vistas

Las personas que contrajeron la COVID-19 presentan deterioro en su salud mental que impacta en su calidad de vida ante las secuelas de la infección. El 64.2% de los sobrevivientes refirió problemas de sueño y el 18.4% severidad del riesgo suicida, según un estudio realizado en Lima Metropolitana por el Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) del Ministerio de Salud (Minsa).

Esta investigación, denominada ‘Estudio epidemiológico sobre el impacto de la pandemia COVID-19 en la salud mental de la población de Lima Metropolitana’ y efectuada en una muestra de 1823 personas, también evidenció que la calidad de vida en las personas contagiadas por el virus disminuyó de 7.9% a 7.6%, mientras que la prevalencia de trastornos psiquiátricos aumentó en 42.8% frente al 28.5% que no se infectó.

Al respecto, el doctor Humberto Castillo Martell, director general del INSM, manifestó que el impacto del virus además de centrarse en el cuerpo de la persona, también se centra en la mente con crisis más emocionales y de pánico; además de cuadros de ansiedad, depresión y trastorno de estrés postraumático.

“La experiencia que lleva a las personas a enfrentar aisladamente la enfermedad, la angustia cuando tienen dificultades para respirar, el miedo a perder la vida; y en casos severos, la necesidad de internamientos prolongados y respiradores mecánicos, despertando solos lejos de su familia, genera en ellos un encuentro de emociones, confusión mental y hasta pesadillas perturbadoras”, precisó.

Para aliviar esos sentimientos, Castillo Martell recomendó a los sobrevivientes la práctica de terapias de relajación, a través de la respiración, para canalizar los malos pensamientos. Asimismo, la terapia reflexiva, que es la base de la psicoterapia y tiene que ver con identificar lo que sentimos. “Tenemos que reconocer nuestras emociones, nuestros miedos, nuestras tristezas, nuestras cóleras y también reconocerlos en el otro y luego pensarlo críticamente”.

Señaló también que en caso de no poder controlar las emociones se debe buscar ayuda profesional o acudir a los Centros de Salud Mental Comunitarios implementados en el país.

La investigación sobre el coronavirus y sus secuelas continúa

El psiquiatra indicó que en otros estudios en el mundo también se está observando afectaciones en el campo biológico, neurológico y la capacidad cognitiva “Quedan con problemas de memoria, cansancio, debilidad, adormecimiento en el cuerpo”. 

En esa línea, recalcó la importancia de continuar investigando a mayor profundidad el alcance de las nuevas variantes, para conocer sus causales, a fin de reformular políticas y servicios para cuidar a la población global.